Veterinario Clínico Equino - 629 119 876 bloginstagram

 

Extirpación codillera. Cirugía de campo

 

 


 

 
 

El roce continuado de los talones del casco y la herradura sobre la zona del codo, por una mala posición de tumbado del caballo o un herraje molesto, hace que a veces se formen bursitis en dicha articulación.

El problema es, sobre todo, estético y casi siempre se soluciona con productos antiinflamatorios tópicos y parenterales, añadidos a la protección del roce con los utensilios llamados comunmente “donuts”. Pero, a veces, el avance incontrolado del proceso, la infección de la bursitis o el fracaso de los tratamientos conservadores, nos hacen extirpar el queloide que se forma.

Sedación, anestesia local y cirugía en la estación serán necesarios.

En estas imágenes vemos la evolución.