Veterinario Clínico Equino - 629 119 876 bloginstagram

Los caballos, como el resto de los animales, pero especialmente ellos, por su especial carácter, el trabajo al que se dedican y el entorno en el que habitan, son blanco de factores que les producen heridas, unas poco importantes y algunas realmente serias.

El propietario de un caballo o el responsable del mismo casi es capaz de determinar si una herida de su animal va a requerir atención veterinaria o va a poder ser tratada directamente por él. En cualquier caso y como ya he aconsejado en otras ocasiones, una llamada al veterinario para que él valore la situación nunca está de más.

A ésto tenemos que añadir que con las nuevas tecnologías, nosotros como veterinarios podemos disponer casi de forma instantanea de imágenes de las heridas que nos hagan más fácil dicha valoración (fotos y videos enviadas por email, whatsapp...).

Aconsejo tener siempre en la cuadra sustancias antisépticas (Betadine, Clorhexidina, Agua oxigenada, etc) que nos servirán para curar las heridas o, al menos, para hacer un primer tratamiento antes de que llegue el tan esperado veterinario. Algunos propietarios, más osados, también disponen de material de sutura, grapas, etc, aunque normalmente la herida tratada por un profesional veterinario tiene una mejor evolución, como es lógico.

Para mí es muy importante disponer de jabón. ¿Cual? me preguntareis. Cualquiera : un jabón líquido, Betadine jabonoso, Jabón Lagarto. El de mi elección es ese jabón casero del que todos podemos obtener una pastilla en el pueblo, de nuestras abuelas,de una tía que lo hace en casa... Eso es lo que mejor cura una herida. Lo digo porque ésto es un apartado de consejos prácticos, no me quiero lucir con nombres rimbombantes.

Si la herida es un roce, lavadla con agua y jabón y ponedle algún antiséptico o algún spray con antibiótico a aluminio. Si es más profunda, haced el lavado también pero evitad los sprays que la cierren “en falso”. Si creeis que va a necesitar puntos llamad al veterinario y que el lo valore.

Por último, si sangra mucho porque hay algún vaso afectado, no os tengo que decir nada: vais a llamar insistentemente al veterinario. En este caso, recordad que los veterinarios también hablamos por teléfono con otras personas mientras nos estais llamando y hay sitios donde también nosotros nos quedamos sin cobertura. También recordad que no podemos estar en dos sitios a la vez y que los radares de las catrreteras también nos cazan si venimos a 180 Km /h.

Espero ayudaros y quitarle un poco de seriedad al tema.

JOSE RAMON